Comunicación corporativa: el ingrediente que faltaba.

ingrediente_interna

Aún en estos días no nos sorprendemos de encontrar empresas que consideran a la comunicación como un simple hecho cotidiano, propio de la interacción entre los seres humanos. Y es esa sola consideración la que las limita a pensar a éste intangible como un ingrediente fundamental en el desarrollo de la organización. 

Un gran porcentaje de problemas empresariales se deben a la deficiencia en la comunicación interna y al descuido de su tratamiento y gestión. Por esta razón se vuelve necesario repensar a la comunicación como un nuevo espacio de acción tendiente a mejorar no sólo la convivencia y el clima laboral sino también la productividad y otros objetivos de la empresa.

Todos nos comunicamos en nuestra relación con los otros y eso realmente es algo cotidiano y humano. Pero en una organización, de lo que se trata es de superar esta visión e ir más allá, de revisar las formas en las que se puede utilizar  a la comunicación como una herramienta más para lograr los objetivos planteados.